martes, 3 de junio de 2008

Tipos de Transporte

La membrana está formada básicamente por una doble capa de lípidos, que forma lo que se denomina la bicapa lipídica.
Los lípidos que forman esta bicapa son los fosfolípidos (una cabeza y dos colas). Las colas están orientadas hacia la parte interna de la membrana, de manera que ésta es hidrofóbica (repele el agua).
En la membrana, además, también hay diversas proteínas.

La membrana actúa como una barrera selectiva: deja pasar a unas sustancias a otras no.
Hay algunas sutancias que son capaces de atravesar la membrana directamente por la bicapa lipídica, fundiéndose con los lípidos que la forman.
Estas sustancias atraviesan por difusión simple (a favor de gradiente). Esto pueden hacerlo las sustancias liposolubles (aquellas que se disuelven en los lípidos).
Son liposolubles los lípidos y algunas moléculas gaseosas de pequeño tamaño como el oxígeno.

Sin embargo, la mayoría de las sustancias que necesita la célula no son liposolubles, y por lo tanto no son capaces de atravesar la bicapa lipídica por difusión simple. Ni siquiera pueden atravesarla los solutos (sustancias hidrosolubles de pequeño tamaño como aminoácidos, iones...)
No obstante, algunos solutos consiguen atravesar la membrana. Esto es posible gracias a que en la membrana hay algunas proteínas que actúan como proteínas de transporte (ayudan a determinados solutos a atravesar la membrana). Por ello este tipo de transporte recibe el nombre de Transporte Facilitado.

Hay tres tipos de transporte facilitado:

Difusión facilitada mediada por proteína de canal.

Difusión facilitada mediada por proteína de transporte.

Transporte activo.

En la difusión facilitada mediada por proteína de canal la proteína de transporte que interviene es una proteína de canal (forma un poro que atraviese toda la membrana).
A través de ese canal determinados solutos podrán atravesar la membrana.
Básicamente los solutos que atraviesan por proteína de canal son iones. Por eso el canal formado por proteína de canal recibe el nombre de canal iónico.
Los canales iónicos no dejan pasar cualquier tipo de soluto, sino que son selectivos para determinados iones.
Los iones que atraviesan la membrana por canal iónico atraviesan siempre por difusión (a favor de gradiente electroquímico).


En el caso de la difusión facilitada por la proteína de transporte la proteína es un transportador o proteína transportadora. Aquí también el soluto atraviesa por difusión, pero para atravesar la membrana tiene que unirse a la proteína transportadora, la cual lo transfiere al otro lado de la membrana por difusión.

En el transporte activo también interviene una proteína transportadora o transportador. Pero ahora el soluto al unirse a la proteína transportadora es transferido al otro lado de la membrana en CONTRA del gradiente electroquímico.
Para hacer esto la proteína necesita ENERGÍA (debe vencer fuerzas contrarias para expulsar el soluto de la célula). Por eso recibe el nombre de Transporte Activo. A menudo esta energía la proporcionan las moléculas de ATP.